Make your own free website on Tripod.com
El Festival de Los Robots

Por el momento no cuento con los comentarios técnicos sobre esta entretenida serie de dibujos animados, pero es un problema que trataré de resolver a la brevedad. De todos modos, Aquí estan las fotos que he podido recopilar...



Los Robots y sus Personajes

El Galáctico
La Princesa Aurora, nacida en la Luna terrestre sus padres la envían, bajo la tutela de 2 científicos en la trascendental misión de salvar la galaxia de las radiaciones negativas que transformaban cuanto tocaban en los más horripilantes y sanguinarios monstruos. Para cumplir su fin la acompañará El Galáctico.
El Galáctico: era un malhumorado androide que permanecía encerrado en la luna y cuya libertad negocia a cambio de acompañar a Aurora en su viaje. Para controlarlo era necesaria una diadema de metal dorado en su cabeza. Arma: Lanza Triónica
Giorgio y Glotín: ambos son recogidos por la princesa en el camino y junto al Galáctico la protegen de los peligros del viaje. Armas: Tridente Magnético (Giorgio) y Masa Demoledora (Glotín).

Super Magnetrón (GeiKing)
Este robot resultaba de la combinación de dos jóvenes cuyos poderes magnéticos debían unirse para formar el cinturón dorado y parte principal del robot. Ella Magnetrón negativo y él, Magnetrón Positivo.
Además ellos tripulaban dos robots más pequeños que generalmente no servían para nada más que para el preámbulo a el ensamblaje del Super Magnetrón.

El Gladiador (GaiKing)
Este super robot era el arma secreta y principal del Gran Dragón del Espacio, una nave espacial cuya base se situaba bajo la costa del Pacífico Sur. Su cuerpo era enviado desde el Gran Dragón previo lanzamiento de la cabeza que terminaba siendo el cuerpo del Gladiador.
Armas principal: Minicometas.

El Vengador (Jeeg Robot)
Hyroshi era un rebelde con moto y todo, cuyo padre -un destacado científico- muere quedando su mente en una computadora.
Antes de morir el padre de Hyroshi le confiere el poder de transformarse en la cabeza de El Vengador, un robot diseñado para acoplarse a él.
La típica forma de derrotar al enemigo era abrazándolo para disparar su poderoso rayo desde su cinturón.